martes, 26 de abril de 2011

Cosas del Soñar: Para publicar hay que vender un riñón o algo.

Asumo que la mayoría de lectores de este blog, que no son muchos pero sí los suficientes, viven en España. Por eso también asumo que saben que para publicar en España hay que ser, por lo menos, familia del editor. ¿Que no publican porque lo que escribes es mierda? Si la saga Crepúsculo no estuviese dando bandazos por ahí, eso todavía me lo podría creer. Que sí, que eso es América y en América la gente es muy rara...pero la cuestión es...¿qué hay que hacer para que te publiquen?

Para empezar, cómo escribas importa una mierda. Es un hecho. No importa si eres licenciado en Hispánicas o un erudito de la lengua, lo que presentes a la editorial debe reunir una serie de características independientemente de cómo escribas o dejes de escribir. Porque, al fin y al cabo, ahí están los correctores y los señores esos que recortan y pegan y esas cosas. No tienes por qué haber escrito nada bueno. Para qué. Lo único que necesitas es esto:

- Personajes jóvenes y macarrillas: Que si una se preña, que si el otro es drogadicto, que si un hacker, que si un tontito, que si una gorda sin autoestima...un fiel reflejo de la juventud actual, un retrato de la sociedad. Viva y bravo.
- Cosas del sobrenaturmundo: Ahora quedan muy bien. El protagonista es una persona normal hasta que ZASPACRACK resulta que no, que es un hombre lobo/vampiro/cualquier cosa que le dé la capacidad de ser obscenamente bello, poderoso y Poochie por muy desde el principio que estuviera. Esto es así. La gente no quiere leer sobre cosas normales o cosas de intriga o cosas de suspense. Joder, la gente quiere superpoderes. Para qué iba a leer si no.
- Un romance que va y viene a lo loco: Preferiblemente, un romance prohibido por las leyes de la naturaleza y la astrofísica entre nuestro bellísimo y sobrenatural protagonista y la chica sin autoestima. Todo el mundo se siente identificado, todo el mundo gana.
- Ser noruego: Si eres noruego o tienes un nombre con regustillo nórdico, lo único que necesitas es inventarte algo con muchas tetas, muchos muertos y mucha intriga. Ala. Ya está. Así no te publican sólo en España, te publican en cualquier parte. Menos en Noruega, que sólo publican a los que se llaman Pepe y escriben sobre longaniza y cosas castizas y de pueblo.

Sólo uno de estos dos autores conoce las Leyes Para Ser Publicado
pero sólo uno de ellos es bueno. Adivinen quién es quién y ganen un fabuloso...
iped. Sí, un iped.

Como creo que ya habrán notado, astutos lectores, escribo. Y no sólo escribo entradas de blog de calidad dudosa, no, además escribo relatos y proyectos de novela. He enviado relatos a editoriales en más de una ocasión sólo para recibir nada. He escrito sobre cualquier temática, he cambiado mi estilo, he dado vueltas. Nada. Y, en realidad, que no me publiquen no me importa. Siempre queda la autoedición y siempre queda volverlo a intentar en Noruega bajo el seudónimo Pepe Martínez. De hecho, eso me ha hecho ver que hay cosas que puedo mejorar y que hay cosas que es mejor que deje como están.

Razón insuficiente para hacer que deje de quejarme.

Voy a enviar una petición a una editorial. No un dibujo de mí de rodillas pidiendo por favor una oportunidad y lamiéndole los zapatos al señor editor...que también, si no una petición de una revista de relatos. Esa cosa desconocida por estos lares o, al menos, en mi pueblo es una publicación dedicada a que los lectores envíen sus propios relatos, seleccionando una serie que será publicada en forma de revista. Por allí, más o menos en América, esto se lleva haciendo desde hace años. De hecho, allí estas publicaciones se dividen por temática y géneros. Ahora viene el discurso de qué guapos son los americanos y qué bien lo hacen todo, pero ahí tenemos a Stephenie Meyer nadando en su enorme piscina de dinero y a otros tantos que mejor dejar en el tintero. Por si me llueven hachas. O algo.

Este es un post puente. No hace gracia y tampoco es muy bonito, es más bien soso y feucho. Pero conduce a algo que importa. O eso creo.

Armaos con teclado y correo electrónico y acosad a una editorial. Es un método que no falla, o eso dicen. Lo único que necesito ahora es descubrir cómo mandar una oreja cortada por e-mail.

6 comentarios:

  1. No entiendo. Ninguno de los dos autores de la foto es bueno.

    Al margen de eso, siempre queda la *sigh* autoedición, que tengo entendido que es un marronazo de mil pares de boinas, pero...

    O también puede probar con editoriales más especializadas en literatura de género. No sé sobre qué escribe usted, pero si fuera de terror (por ejemplo), la editorial Berenice está especializada en ello.

    Suerte, camarada.

    ResponderEliminar
  2. Oiga, a King me lo respeta como yo le respeto a Spiderman.

    Y gracias.

    ResponderEliminar
  3. A mí me gustaría leer tus relatos.
    Y me gusta este sitio.

    ResponderEliminar
  4. Qué gran verdad. Aunque yo incluiría "favores sexuales" en la lista de opciones para publicar, porque si no no me explico algunas de las basuras con tapas duras que me he encontrado por ahí últimamente y que no reúnen ninguna de las características anteriores.
    Suerte ;)

    ResponderEliminar
  5. Saludos.
    Esto de las editoriales es un tema tan raro como espinoso... si lo de que te publiquen novelas o relatos es una quimera, que te publiquen algo tipo comic es ya peor que una película de los Hermanos Marx.
    Mandas un trabajo a una editorial española que te dice que nanai, la envias a Francia y te lo publican... en cuestión de dos o tres meses la anterior editorial española se la compra a la editorial francesa y encima tienen que pagar el trabajo de un traductor.
    En definitiva no sólo no se mima a los creadores españoles sino que el mundillo editorial se descojona de ellos.
    Eso si, como bien dices, si te cambias el nombre por uno de dificil lectura tipo "Evelynn Borowskyn" probablemente hasta se lean tu borrador y se planteen plublicartelo (siempre que hable de vampiros, ángeles y/o romances zoofilicos).
    Spain is different.

    ResponderEliminar
  6. Ostras.. acabo de descubrir tu blog, me entanta tu modo de escribir.
    Pásate por el mío si quieres, son gilipolleces como castillos pero bueno.
    http://didgerichopos.blogspot.com/

    Saludos :)

    ResponderEliminar

Cosas inteligénticas